Hiperpigmentación postinflamatoria
La inflamación puede producirse en cualquier parte del cuerpo, incluida la piel. Los signos visibles de la inflamación -inflamación y enrojecimiento- se producen como resultado de la defensa natural del cuerpo contra microbios, toxinas, enfermedades, etc. Cuando el cuerpo detecta una agresión, los glóbulos blancos, los anticuerpos y otros mediadores inflamatorios, como las citoquinas y los interferones, inundan la zona afectada. Los melanocitos, las células que producen el pigmento de la piel (llamado melanina), también pueden activarse. Además del enrojecimiento y la hinchazón, otros síntomas de la inflamación son el calor, el picor y/o el dolor o la sensibilidad. Cuando el cuerpo determina que la amenaza ha pasado, la respuesta inflamatoria natural se apaga, y la hinchazón y el dolor disminuyen. El enrojecimiento suele remitir gradualmente. Sin embargo, en algunos casos, en lugar de volver al color natural de la piel, el enrojecimiento puede cambiar a tonos oscuros de marrón, morado, bronceado o incluso gris. Estas marcas en la piel pueden ser persistentes y se conocen como hiperpigmentación postinflamatoria o HIP. La HIP puede desarrollarse en individuos de todo tipo de piel, aunque los que tienen la piel más oscura pueden correr el riesgo de desarrollar la HIP más rápidamente o de desarrollar manchas más oscuras.

¿Cómo se identifica la HIP?

La hiperpigmentación postinflamatoria es un oscurecimiento de la piel que persiste tras una afección cutánea inflamatoria. En la superficie de la piel aparecen manchas o parches de color púrpura, marrón o bronceado -a veces con un tinte azul o gris-. La preeclampsia se desarrolla en zonas en las que ha habido una inflamación de la piel, y esto suele ser evidente. Sin embargo, a veces la conexión entre la preeclampsia y la inflamación puede ser menos clara. La preeclampsia puede persistir mucho tiempo después de que hayan desaparecido las lesiones de acné o se haya curado una picadura de insecto, por ejemplo, e incluso el paciente puede no relacionar la decoloración de la piel con esa agresión inicial.

¿Cómo se diagnostica la precocidad?

No existe ninguna prueba para diagnosticar la preeclampsia. Los médicos están familiarizados con la enfermedad y a menudo pueden identificarla basándose en una evaluación visual. El médico preguntará sobre cualquier lesión o enfermedad cutánea anterior, incluidas las enfermedades inflamatorias de la piel como el acné o el eczema e incluso las picaduras de insectos. A veces, las enfermedades inflamatorias crónicas de la piel, como el acné o el eczema, pueden seguir activas, y el médico las diagnosticará también. La piel consta de múltiples niveles. La preeclampsia puede estar localizada principalmente en el nivel superior o epidérmico o puede estar presente en el nivel dérmico más profundo. Los médicos pueden utilizar una luz especial llamada lámpara de Wood para ayudar a ver los niveles de la piel y determinar dónde reside la pigmentación.

¿Qué causa la hiperpigmentación postinflamatoria?

La piel es un órgano extraordinariamente complejo que tiene múltiples funciones importantes. Entre ellas, protege al cuerpo de enfermedades, infecciones e insultos. Las células inmunológicas residen en la piel, preparadas para identificar amenazas. Cuando se detecta una amenaza, estas células reclutan a otras células similares en la zona para ayudar a montar una defensa. Puede producirse una «cascada inflamatoria», ya que la zona se inunda de células que intentan proteger la piel. La hinchazón y el enrojecimiento pueden ser signos visibles de este proceso, mientras que pueden aparecer sensaciones de picor y dolor.
Entre las posibles causas de la inflamación de la piel están:

  • Lesiones, como cortes, rasguños y quemaduras, que dañan la piel
  • Picaduras de insectos
  • Irritantes y alérgenos (como la hiedra venenosa, la exposición al níquel, etc.)
  • Afecciones inflamatorias de la piel, como acné, eczema, psoriasis, liquen plano y pseudofoliculitis barbae (granos de afeitado)
  • Infecciones cutáneas
  • Enfermedades que se manifiestan en la piel, como la varicela.

Rascarse o hurgarse la piel puede aumentar la inflamación, así como el riesgo de hiperpigmentación. Picar o reventar las lesiones de acné puede prolongar el proceso de curación y aumentar la inflamación local.

¿La HIP es permanente?

La HPI no es permanente y puede desaparecer incluso si no se trata. Sin embargo, la desaparición completa de la preeclampsia puede llevar meses o años en algunos individuos.
Es mejor prevenir o minimizar la HPI en primer lugar. Algunas estrategias útiles son:

  • Limitar la exposición al sol. Cubrir la piel o buscar la sombra en la medida de lo posible, y utilizar un protector solar con un FPS alto.
  • Evite rascarse o hurgarse la piel e intente no apretar o reventar las lesiones.

HIP en resumen

La hiperpigmentación postinflamatoria es un oscurecimiento de la piel que persiste tras una afección cutánea inflamatoria o una lesión. En la superficie de la piel aparecen manchas o parches de color púrpura, marrón o bronceado, a veces con un tinte azul o gris.

Datos básicos sobre la HIP

El 58% de las personas que solicitan atención médica por el acné tenían preeclampsia, según un estudio realizado en siete países asiáticos y publicado en el Journal of Dermatology. La mitad de estas personas presentaban HIP desde hacía un año o más.

¿Sabías que?

La HIP parece producirse en tasas similares tanto en hombres como en mujeres, sin embargo hay algunas pruebas de que las mujeres son más propensas a buscar atención médica.

Resource:
Problemas de pigmentación

Loading Locator Software...